Las retribuciones básicas anuales ascienden a 34.727,48€ (un salario bruto mensual de 2.893,95€, con prorrateo de pagas extraordinarias), sin perjuicio del devengo de otros complementos ligados a rendimiento y a la prestación efectiva y concreta del puesto de trabajo (nocturnidad, etc.), pudiendo llegar a los 50.000€ anuales.